Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Vacunación

Carta publicada en Veterinary Times, UK Enero 2004

Esta carta escrita por veterinarios ingleses al editor del Veterinary Times tiene la finalidad original de llegar a toda la profesión veterinaria y, por tanto, la he traducido al castellano con este mismo fín.

Querido Editor

Los abajo firmantes deseamos presentarle nuestra preocupación a la luz de nueva evidencia reciente sobre protocolos de vacunación.

El informe del American Veterinary Medical Association Committee este año dice que 'la recomendación de revacunación anual que se encuentra frecuentemente en muchos prospectos de vacunas está basado en precedente histórico, no en datos científicos'.

En JAVMA en 1995, Smith anota que 'hay evidencia de que algunas vacunas confieren inmunidad más allá de un año. De hecho, según investigación no hay prueba de que muchas de las vacunaciones anuales sean necesarias y que la protección en muchos casos puede ser de por vida'; también, 'La vacunación es un procedimiento médico potente con tanto beneficios como riesgos para el paciente'; incluso que, 'La revacunación de pacientes con inmunidad suficiente no agrega de forma mensurable a su resistencia a la enfermedad, y puede incrementar su riesgo de eventos adversos post-vacunales.'

Finalmente, él dice que: 'Los eventos adversos pueden estar asociados al antígeno, al adyuvante, al portador, al conservante o a una combinación de los mismos. Los eventos adversos posibles incluyen fallo en inmunizar, anafilaxis, inmunosupresión, desórdenes autoinmunes, infecciones temporales y/o estados infectados de portador a largo plazo.'

El informe de la American Animal Hospital Association Canine Vaccine Taskforce en JAAHA (39 Marzo/Abril 2003) es también una lectura interesante: 'Los conocimientos actuales sostienen la afirmación de que ninguna vacuna es siempre segura, ninguna vacuna es siempre protectora y ninguna vacuna está siempre indicada'; 'Malos entendidos, información falsa y la naturaleza conservadora de nuestra profesión han enlentecido universalmente la adopción de protocolos que abogan por una frecuencia de vacunación reducida'; 'La memoria inmunológica confiere duraciones de inmunidad frente a las enfermedades infecciosas fundamentales que exceden en mucho las recomendaciones tradicionales de vacunación anual. Esto está sostenido por una cantidad creciente de información veterinaria así como vigilancia epidemiológica bien desarrollada en medicina humana que indica que la inmunidad conferida por vacunación es extremadamente duradera y, en la mayoría de los casos, de por vida.'

Más aún, la evidencia muestra que la duración de la inmunidad para la vacuna de la rabia, la vacuna del moquillo canino, la vacuna de la parvovirosis canina, la vacuna de la panleucopenia felina, la de rinotraqueitis y calicivirosis felinas han sido todas demostradas de ser de un mínimo de siete años, por serología para la rabia y por estudios de reto para todas las demás.

Los veterinarios abajo firmantes aceptamos plenamente que ningún logro aislado ha tenido mayor impacto en las vidas y bienestar de nuestros pacientes, nuestros clientes y nuestra capacidad para prevenir enfermedades infecciosas que los desarrollos en las vacunaciones anuales. Sin embargo, apoyamos plenamente las recomendaciones y guías de la American Animal Hospitals Association Taskforce, para reducir los protocolos vacunales para perros y gatos de modo que los recuerdos de vacunaciones se den sólo cada tres años, y sólo para las vacunas fundamentales a no ser que se justifique científicamente de otro modo.

Además sugerimos que la evidencia actualmente disponible en breve llevará a que los siguientes hechos sean aceptados:

* Los sistemas inmunes de perros y gatos maduran completamente a los 6 meses y cualquier vacuna a virus vivo modificado (MLV) dada después de esa edad produce inmunidad que es válida para la vida entera de esa mascota.

* Si se da otra MLV un año después, los anticuerpos de la primera vacuna neutralizan los antígenos de la subsiguiente de modo que hay poco o ningún efecto; la mascota no 'recibe un empujón', ni se inducen más células memoria.

* No solo son las revacunaciones anuales frente a moquillo y parvovirus canino innecesarias, exponen a la mascota a riesgos potenciales de reacciones alérgicas y anemia hemolítica autoinmune.

* No hay documentación científica que respalde las recomendaciones de los prospectos de administración anual de vacunas MLV.

* Los cachorros y gatitos reciben anticuerpos a través de la leche materna. Esta protección natural puede durar de ocho a 14 semanas.

* Los cachorros y gatitos NO deberían ser vacunados antes de las ocho semanas. La inmunidad maternal neutralizará la vacuna y se conferirá muy poca protección.

* La vacunación a las seis semanas, sin embargo, RETRASARA el tiempo de la primera vacuna eficaz.

* Las vacunas administradas a intervalos de dos semanas SUPRIMEN en lugar de estimular el sistema inmune.

Esto daría nuevas posibles guías como la siguiente:

1. Una serie de vacunaciones se da comenzando a las ocho semanas de edad (o preferentemente más tarde) y administradas en intervalos de tres a cuatro semanas, hasta las 16 semanas de edad.

2. Un recuerdo más se administra en algún momento después de los seis meses de edad y entonces conferirá inmunidad de por vida.

A la luz de los datos de que disponemos actualmente que demuestran el uso innecesario y el daño potencial de las vacunaciones anuales, hacemos un llamamiento a nuestra profesión a que se cese la política de vacunación anual.

¿Podemos preguntarnos por qué los clientes están perdiendo la fe en las vacunaciones anuales e investigando el asunto por su cuenta? Creemos que están en lo cierto al hacerlo. La política, la tradición o el bienestar económico de los veterinarios o de las empresas farmacéuticas no deben ser un factor en la toma de decisiones médicas.

Se acepta que el examen anual de una mascota es aconsejable. Nos subestimamos a nosotros mismos, sin embargo, si colgamos este servicio esencial tras la vacunación y terminaremos pagando las consecuencias. ¿Tenemos que esperar hasta que veamos denuncias contra los veterinarios, tales como las interpuestas en el estado de Texas por el Dr Robert Rogers? El defiende que la práctica presente de marketing de vacunaciones para animales de compañía constituye fraude por mala representación, fraude por silencio y robo por engaño.

El juramento que hacemos como veterinarios recién cualificados es 'ayudar, o al menos no dañar'. Deseamos mantener nuestra posición en la sociedad, y ser merecedores de la confianza depositada en nosotros como profesión. Es por tanto nuestra contienda que aquellos que continúan administrando vacunaciones anuales a la luz de la nueva evidencia pueden estar perfectamente actuando de modo contrario al bienestar de los animales confiados a su cuidado.

Suyos atentamente,

Richard Allport, BVetMed, MRCVS
Sue Armstrong, MA BVetMed, MRCVS
Mark Carpenter, BVetMed, MRCVS
Sarah Fox-Chapman, MS, DVM, MRCVS
Nichola Cornish, BVetMed, MRCVS
Tim Couzens, BVetMed, MRCVS
Chris Day, MA, VetMB, MRCVS
Claire Davies, BVSc, MRCVS
Mark Elliott, BVSc, MRCVS
Peter Gregory, BVSc, MRCVS
Lise Hansen, DVM, MRCVS
John Hoare, BVSc, MRCVS
Graham Hines, BVSc, MRCVS
Megan Kearney, BVSc, MRCVS
Michelle L'oste Brown, BVetMed, MRCVS
Suzi McIntyre, BVSc, MRCVS
Siobhan Menzies, BVM&S, MRCVS
Nazrene Moosa, BVSc, MRCVS
Mike Nolan, BVSc, MRCVS
Ilse Pedler, MA, VetMB, BSc, MRCVS
John Saxton, BVetMed, MRCVS
Cheryl Sears, MVB, MRCVS
Jane Seymour, BVSc, MRCVS
Christine Shields, BVSc, MRCVS
Suzannah Stacey, BVSc, MRCVS
Phillip Stimpson, MA, VetMB, MRCVS
Nick Thompson, BSc, BVM&S, MRCVS
Lyn Thompson, BVSc, MRCVS
Wendy Vere, VetMB, MA, MRCVS
Anuska Viljoen, BVSc, MRCVS, y
Wendy Vink, BVSc, MRCVS

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2002, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.