Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Vacunación
La Agresividad y el Miasma Rábico
Extracto de "Aggression and the Rabies Miasm", por Don Hamilton, DVM en su libro Homeopathic Care for Cats and Dogs, North Atlantic Books, 1999, 255-256.
Traducción con autorización expresa del autor: Dolores Sánchez-Peñalver, Veterinario Homeópata.

eterinarios que han practicado mucho más tiempo que yo me dicen que los animales agresivos son mucho más prevalentes hoy en dia que jamás anteriormente. Exactamente cual sea la causa no está claro, pero muchos de nosotros en el campo de la medicina holística sospechamos de la vacunación como detonante en una gran parte de los casos. La violencia a menudo aumenta tras la vacunación antirrábica; a veces esto se supera en un tiempo corto y otras veces se transforma en un estado permanente. En medicina homeopática, nos referimos a una tendencia generalizada hacia ciertos síntomas de enfermedad cómo un miasma; estos no son síndromes tal y como los entendemos en medicina convencional sino patrones de expresión de enfermedad. Uno de estos se llama miasma rábico porque parece estar asociado a la enfermedad o a la vacuna para esa enfermedad. Hay casos de humana descritos en la literatura homeopática, y los casos en animales superan en mucho en número a aquellos en humanos - muy probablemente debido a la gran cantidad de vacunas de rabia que damos a nuestros queridos compañeros. Esto no significa que estos animales tengan rabia activa, sino que tienen lo que podríamos llamar rabia crónica, una enfermedad no infecciosa (en un sentido convencional en que no existen virus vivos en el organismo) que es similar a la rabia activa pero en una escala de intensidad inferior.

No sugiero que todos los casos de agresividad en animales ocurran como consecuencia de la vacunación de la rabia; esto es demasiado incierto. Pero estoy convencido que un número significativo, quizás la mayoría, de ellos están conectados a esta causa. En muchos casos, es obvio que el animal cambia tras una vacunación. Debido a la posibilidad de períodos largos entre causa y efecto (incluyendo la vacunación de los padres afectando a la descendencia), sin embargo, muchas veces simplemente no lo podemos saber. La vacunación de la rabia generalmente confiere inmunidad de por vida; si no tras una vacuna, practicamente lo hace tras la segunda en la mayoría de los animales (alrededor del 95 por ciento). La revacunación es un requerimiento legal basado en el miedo sin justificación médica. Necesitamos trabajar para cambiar las leyes de modo que no se nos exija hacer esto a nuestros compañeros. (Ver Capítulo Dieciseis, "Vacunación", para más información y para documentación.)

Independientemente de la causa, a muchos de estos animales se les puede ayudar con homeopatía. Suplementos tales cómo vitaminas B y L-triptófano también pueden ser de ayuda para calmarles (ver sección anterior de "Cuidados Generales para Convulsiones" para dosis y discusión de estos suplementos). Así cómo recomiendo que la agresividad seria sea tratada por un veterinario homeópata, la agresividad leve puede ser tratada en casa. Sin embargo, tenga mucho cuidado. No merece la pena que otro ser (niño, adulto, gato, perro) resulte herido por negligencia. Los animales seriamente agresivos, en especial los perros grandes, pueden resultar demasiado peligrosos como para tenerlos. Cómo veterinario, siempre abogo por el animal, y no estoy actuando de modo distinto ahora, pero debemos utilizar algo de consideración y de visión "global del cuadro" cuando consideramos arriesgar la seguridad de otros. Por favor busque ayuda si tiene algúna duda en esto.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2002, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.