Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Homeopatía Veterinaria
Introducción a la Homeopatía Veterinaria

Natura morbo rum medicatrix, la Naturaleza es el médico de las enfermedades. -- Hipócrates

Si las leyes que yo proclamo son las de la Naturaleza, ellas serán válidas para todo ser vivo. -- Hahnemann

ué es la homeopatía.-

La homeopatía, del griego: "homoion"-similar and "pathos"-sufrimiento, y definida como "un sistema de práctica médica humana que trata una enfermedad especialmente mediante la administración de dosis diminutas de un remedio que en personas sanas produciría síntomas similares a aquellos de la enfermedad," fué descubierta y desarrollada entre 1790 y 1843 por un médico, químico y toxicólogo (además de experto lingüista) alemán llamado Samuel Hahnemann (1755-1843.) Esta práctica estimula al cuerpo para la autocuración a través de su propia energía o "fuerza vital", usando medicamentos, llamados remedios, preparados con microdosis de sustancias extraídas de todas las fuentes de la naturaleza (reinos animal, vegetal y mineral), altamente diluidas y potencializadas que carecen de acción química alguna, por lo que no tienen efectos secundarios y, a pesar de lo cual, poseen un efecto rápido y prolongado, estimulando el sistema inmune para alcanzar la autocuración. De ahí el nombre de remedios naturales, ya que estimulan el organísmo de un modo natural para que restablezca su propio equilibrio. Esta es una de las características de la homeopatía: el organísmo estimulado por el remedio correcto reacciona como un TODO en el mismo plano energético donde está la enfermedad. Asi pues se trata de una terapia holística, del griego "holos"-todo o totalidad. Sin embargo, no se debe confundir la homeopatía con fitoterapia o herbología, naturopatía ni otras modalidades holísticas.

Médicos, veterinarios, dentistas, enfermeras y otros practicantes no cualificados en ciencias médicas utilizan la homeopatía comúnmente en todo el mundo. Por ejemplo, en Inglaterra hay hospitales exclusivamente homeopáticos y la Familia Real viene usando esta medicina durante décadas y aún continúan, en Francia los medicamentos homeopáticos están disponibles en cualquier farmacia, y tanto en Francia cómo en Alemania la homeopatía está cubierta por la Seguridad Social.

ómo funciona la homeopatía.-

A lo largo de los años Hahnemann experimentó distintas sustancias en su desarrollo de esta modalidad terapeútica y estableció algunos Principios o Leyes a seguir. Algunas de éstas se explican a continuación.

Los medicamentos deben experimentarse en Individuos humanos Sanos. A diferencia de las drogas usadas en la medicina tradicional, que se experimentan en animales, los remedios homeopáticos se experimentan en voluntarios humanos, los cuales deben estar en perfecto estado de salud. Estas experimentaciones se llaman patogenesias, y todos los síntomas - físicos, mentales y emocionales - experimentados por estas personas se anotan para cada medicamento y luego todos los medicamentos con sus correspondientes patogenesias se compilan en un libro llamado Materia Medica.

La Ley de los Similares o 'Similia Similibum Curantur' ("un similar cura a otro similar") es el centro de la homeopatía. Dicho de un modo simple, si se administrara una dosis grande de una sustancia en estado crudo a individuos sanos el efecto sería una enfermedad similar a la que el remedio homeopático correspondiente (hecho de esa sustancia) ayudaría a corregir o sanar. Esto también la diferencia de la medicina convencional, llamada alopatía, en que las drogas se usan en contra de la enfermedad o síntomas. En homeopatía, el remedio correcto para un paciente individualizado sería aquel en cuya patogenesia se encuentra el cuadro de síntomas más similar al cuadro de síntomas que presenta dicho paciente.

Note que digo EL remedio. Es el principio del Medicamento Unico de la homeopatía clásica (homeopatía verdadera o unicismo). Si los remedios se experimentan individualmente y las patogenesias a nuestra disposición sólo relatan los efectos de un sólo medicamento, no se debe dar más de un remedio por vez, ya que no hay evidencia de los efectos de ambos remedios juntos, ni de posibles interacciones medicamentosas entre remedios. Es cierto que los remedios homeopáticos no tienen efectos secundarios, pero ello no significa que no puedan hacer daño. La homeopatía puede ser dañina si no se usa correctamente, por lo que es importante consultar con un homeópata con formación y experiencia adecuadas.

Ya he mencionado que los remedios homeopáticos se usan en dosis diminutas, ya que están atenuados y dinamizados. El remedio homeopático se atenua mediante dilución en alcohol y agua (para sustancias solubles) y/o trituración en lactosa (para materiales insolubles). La dinamización es el desarrollo de la fuerza medicinal mediante la sucusión o agitación en los líquidos y la frotación de la trituración en los sólidos. Hay varios sistemas de preparación de los remedios, todas registradas en las farmacopeas. Mediante diluciones y sucusiones sucesivas, obtenemos las diversas potencias de los remedios, por ejemplo, 6CH, 15CH, 30DH. Basicamente, los números nos dicen la cantidad de veces que ha sido diluido y agitado vigorosamente y las letras detrás de los números indican el sistema de preparación utilizado: decimal hahnemanniana (DH), centesimal hahnemanniana (CH), etc.

obre la Homeopatía Veterinaria.-

En honor a la verdad, aunque Hahnemann desarrolló la homeopatía para seres humanos, a primeros de 1800 él mismo la probó en su propio caballo y le curó de una patología ocular que todavía hoy se conoce como oftalmia periódica. Después en 1815, recomendó públicamente la realización de patogenesias en animales, aunque, no llegó a desarrollar esta idea. Por tanto, la Homeoptía Veterinaria utiliza los remedios humanos exactamente del mismo modo, mediante la adaptación de los síntomas de las patogenesias humanas a los síntomas de los animales. Se realiza una historia médica muy completa y detallada de la naturaleza de la enfermedad y de la naturaleza del paciente que posteriormente se analiza para encontrar el mayor similar posible. Todos los síntomas físicos, mentales y emocionales se tienen en cuenta, por lo que el relato adecuado por parte de los cuidadores de estos detalles hacen que su papel sea crítico en el tratamiento homeopático de nuestros compañeros animales. El remedio seleccionado generalmente se administra por via oral en forma de gránulos, glóbulos, polvos, gotas o pastillas.

Paises europeos cómo Francia, Inglaterra y Alemania tienen una trayectoria de alrededor de 100 años en Homeopatía Veterinaria trabajando en investigación constantemente. Se ha visto que los caballos, perros y gatos responden especialmente bien a los remedios homeopáticos. La homeopatía puede ser útil en muchos procesos patológicos caninos y felinos, incluyendo: problemas dermatológicos, musculoesqueléticos, de desarrollo, respiratorios, artritis, y enfermedades intestinales, también problemas circulatorios, de comportamiento o fobias, infertilidad, patologías hepáticas, urinarias, etc. Por lo tanto, se trata de una verdadera alternativa a la medicina tradicional. Obviamente, no es una panacea ni un milagro, y no puede curar lo que está muerto como es el caso de lesiones irreversibles en los órganos. También muchos casos cómo una fractura ósea por ejemplo, pueden necesitar cirugía, y por tanto el cirujano sigue teniendo su lugar. En estos casos, la homeopatía ofrece una terapia de apoyo para acelerar la recuperación estimulando el proceso natural de curación del organísmo.

Finalmente, debe entenderse que, en homeopatía, no tratamos enfermedades, si no individuos enfermos. Por ejemplo, un perro con una "dermatitis alérgica". No consideramos que este perro tenga una enfermedad de la piel, sino más bien que los síntomas cutáneos son manifestaciones físicas del desequilibrio energético interno. TODO el perro es un individuo enfermo, aunque sus cuidadores no lo perciban así. Mirando todo el cuadro, el veterinario homeópata podrá, con el remedio adecuado a ese individuo en particular (y no para la enfermedad llamada dermatitis alérgica), restaurar el equilibrio energético y por tanto la salud a ese perro. Entonces los síntomas cutáneos desaparecerán, pero no porque hayan sido combatidos o suprimidos por ninguna droga, si no porque el perro ha recobrado su salud. Entender al paciente como un todo conlleva no sólo el aspecto físico de la enfermedad, si no también su estado mental y emocional o manifestaciones de comportamiento hacia su entorno. Esta es la única manera en que podemos reconocer que cada perro difiere del resto de los perros y esta individualización es la clave de la curación. Cualquiera que haya tenido compañeros animales durante un periodo de tiempo comprenderá que pueden individualizarse al igual que las personas: el porqué un perro es tímido, otro es sensible, cariñoso o bien le gusta bañarse mientras a otro le gusta la música o tiene un carácter violento es algo que, al igual que en las personas, no sabemos. Pero son estos síntomas la manifestación más esencial de la enfermedad y es precisamnete a través de esta información útil cómo, en homeopatía, podemos seleccionar el remedio apropiado.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2001, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.