Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Artículos

PIENSOS NATURALES

Publicado en Mi Comarca nº 75, Enero 2005, p. 20

Habiendo cada vez más gente en el mundo concienciada sobre la composición de los alimentos comerciales que se encuentran habitualmente en el mercado, es lógico que el boom de la demanda de alimentos preparados de mejor calidad nos haya alcanzado. Así, aunque menos conocidos, existen ya en nuestro mercado productos importados elaborados con una mayor conciencia sobre la composición y calidad de ingredientes, categorizados como "piensos naturales super premium." Aún así la legalidad sobre la composición de los mismos es laxa y muchos alimentos que nos venden como "naturales" no son tan buenos como aparentan. ¿Cómo distinguirlos o incluso saber si el pienso que actualmente alimenta a su perro o gato es lo mejor para ellos? A continuación listo unos puntos que considero fundamentales en un buen alimento.

· Busque que la carne sea apta para consumo humano. Lo ideal sería que los alimentos que diéramos a nuestros perros y gatos los pudiéramos poner en nuestros platos. La carne que no es apta para consumo humano suele proceder de animales enfermos que han recibido grandes dosis de fármacos, incluso perros y gatos sacrificados en las clínicas veterinarias, los cuales tras pasar por la planta de procesamiento son convertidos en harina de carne. Si la etiqueta del alimento dice harina de carne o harina de carne y hueso, desde ya descártelo y busque que la etiqueta indique el tipo específico de carne utilizado.
· Busque que los conservantes que lleve el alimento comercial sean antioxidantes naturales cómo la vitamina C o la vitamina E. Si el alimento lleva antioxidantes químicos cómo la etoxiquina, el butilhidroxianisol (BHA) o el butilhidroxitolueno (BHT), descártelos. La etoxiquina es tóxica y está catalogada cómo pesticida por los organismos competentes en muchos países y por tanto está prohibida en alimentos para consumo humano. El BHA y el BHT están considerados como sustancias químicas altamente peligrosas, que son cancerígenas.
· Fíjese que la carne, y no los cereales, sea el primer ingrediente, es decir la principal fuente de proteínas e, incluso mejor, la única fuente de proteínas, ya que esta es la proteína más natural en la dieta de un carnívoro.
· Evite los subproductos o derivados animales, pues puede ser cualquier parte del animal menos carne, cómo pezuñas, cuernos, plumas, picos, pelos, etc. Todo esto suma proteína, no digestible y por tanto sin valor nutritivo alguno, pero proteína al fin y al cabo.
· En cuanto a los cereales, si los contiene, compruebe que son cereales enteros o integrales y evite las "moliendas" o "derivados" pues se refieren a los desechos o restos del procesado de los cereales para consumo humano, y no tienen la cantidad de nutrientes que tienen los cereales enteros, además de poder llevar polvo, etc.
· En cuanto a las grasas, mire que estén identificadas de forma específica, no sólo cómo grasa animal y contengan conservantes naturales (vitamina E).

Además de estos puntos para saber distinguir un buen alimento comercial, si los utiliza para alimentar a su animal, mi consejo para proporcionarle una dieta más saludable es que se asegure de que todos los ingredientes tengan valor nutritivo y los complemente con una variedad de alimentos crudos y frescos para proporcionar una diversidad de alimentos ricos en nutrientes, además del uso racional de complementos dietéticos.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.