Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Artículos

ARTROSIS

Publicado en Mi Comarca nº 71, Septiembre 2004, p. 20

La artrosis es una alteración inflamatoria y degenerativa de las articulaciones, más frecuente en perros que en gatos. Esta condición puede tener diversos orígenes (autoinmune, infeccioso, etc.), pero lo más común es que aparezca en alguna de las siguientes formas, cuyas causas son fundamentalmente un conjunto de factores que incluyen nutrición pobre y pobres prácticas reproductivas que hacen que el animal tenga en su herencia genética la predisposición a la enfermedad crónica:

1. Displasia de cadera: una malformación de la articulación de la cadera que permite excesivo movimiento de la misma, causando una inflamación crónica, depósitos cálcicos y destrucción. Ocurre con mayor fecuencia en las razas grandes.

2. Luxación de rótula: una dislocación de la rótula en la rodilla por una malformación de los huesos de la pierna, de modo que al caminar, la rótula se sale de sitio contínuamente produciendo un estado inflamatorio crónico. Ocurre con mayor frecuencia en razas pequeñas.

3. Osteocondritis disecante: afecta principalmente a la articulación del hombro, habiendo destrucción del cartílago articular, lo que causa inflamación y dolor al movimiento. Ocurre con mayor frecuencia en razas de medianas a grandes.

4. Displasia de codo: artrosis del codo causada por una malformación ósea. Se ve con mayor fecuencia en perros de raza pastor alemán.

5. Espondilosis: básicamente se trata de artrosis en la columna vertebral, es decir, en las articulaciones intervertebrales. Ocurre con mayor frecuencia en las razas grandes.

La mayoría de estas condiciones patológicas podrían prevenirse si la madre recibe una alimentación correcta, sobre todo durante la gestación. Una nutrición inadecuada es de lo peor durante este tiempo crítico de formación de tejidos y estructuras esenciales. Una alimentación ausente de alimentos comerciales, basada en alimentos frescos e integrales es una parte crucial del programa preventivo. El tratamiento homeopático de la madre durante la gestación también es un medio excelente de tratar de minimizar la probabilidad de este tipo de problemas en la progenie. Y, por supuesto, la madre no debería ser vacunada mientras está preñada. Además, el uso regular de vitamina C en muchos casos minimiza o previene algunas de estas patologías.

La prevención es importantísima en las condiciones artrósicas, ya que una vez las articulaciones están dañadas, el daño es irreversible. Pero esto no quiere decir que no haya nada que hacer. Un tratamiento homeopático correcto no sólo ayuda a controlar los síntomas de dolor e inflamación, sino además enlentece el avance de la degeneración articular y facilita la utilización de los nutritientes necesarios por las estructuras articulares. Este debe acompañarse de una dieta adecuada con complementos alimentarios conocidos por ayudar en este tipo de patologías también para mejores resultados.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.