Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Artículos

ALIMENTACION NATURAL DE PERROS Y GATOS

Publicado en Mi Comarca nº 66, Abril 2004, p. 20.

Hay dos modos de formular la comida para los animales de compañía: por análisis o por emulación. Los alimentos comerciales para mascotas están formulados por el método del análisis. A través de experimentos crueles con animales de exceso o defecto de nutrientes, los científicos primero han determinado las cantidades de proteína, lípidos, hidratos de carbono, vitaminas y minerales para las distintas etapas de su vida. El alimento para mascotas se fabrica luego para que contenga los nutrientes necesarios. La calidad de los ingredientes no importa. Uno podría lograr el estándar perfectamente mezclando plumas de pollo y unos zapatos de cuero viejos (proteína), aceites de motor (lípidos), azúcar refinada (carbohidratos) y una mezcla vitamínica y mineral. Los fabricantes de piensos no utilizan exactamente esto, pero lo que usan no dista mucho en calidad. Sus productos no necesitan pasar un control de calidad mientras el análisis químico se ajuste al estándar. Es cierto que el valor nutritivo de estos alimentos varía de unas marcas a otras y que algunos animales con problemas de piel, artrosis, etc. mejoran al cambiar a una marca o gama superior. Sin embargo, muchos perros y gatos incluso comiendo gamas “premium” están enfermos. En muchos casos, el simple hecho de añadir unas enzimas digestivas al alimento hace que mejoren, lo que nos indica que tenían una enfermedad por deficiencia en poder utilizar los nutrientes del alimento.

También preocupante es el contenido en toxinas. Si bien los alimentos enlatados utilizan los decomisos de los mataderos que pueden contener órganos tumorados o abscesos como fuente de proteína, los alimentos secos generalmente utilizan subproductos animales procedentes de las plantas de procesamiento, dónde todo tipo de animales muertos (en carretera, de enfermedad natural en el campo, sacrificados en clínicas veterinarias, etc.) se cocinan a alta presión para formar estas harinas de carne y hueso. Lo único bueno que se puede decir de estos subproductos es que son estériles, porque el calor no destruye ni las drogas administradas como eutanásicos ni las toxinas producidas por bacterias de los animales enfermos. A estas toxinas se le suman los conservantes utilizados: la etoxiquina, el BHT y el BHA son los más usados. Estos productos son pesticidas, no aptos para consumo humano y en el caso de la etoxiquina ha sido relacionada con cáncer y muertes fetales. Algunos fabricantes de alimentos comerciales, preocupados por esto, los han sustituido por vitaminas C y E, pero a los que les preocupa más el costo, los siguen usando.

El segundo método de formular una dieta consiste en observar lo que constituye la dieta natural de sus parientes salvajes. No es necesario torturar a animales de laboratorio para empezar, basta con observar a los animales en la naturaleza, comprender sus costumbres y después tratar de emular eso mismo en sus comederos. Los gatos parece que se alimentan básicamente de pequeños roedores y pájaros y están francamente bien. Los perros, siendo peores cazadores, además de las presas frescas, comen carroña y a veces algún fruto. Pero ¿acaso alguien ha observado que se dediquen a cocinarlos y los acompañen con grandes cantidades de cereales? Algunos fabricantes de alimentos comerciales en EEUU han intentado formular en sus productos una composición similar a la dieta natural y cuidan la calidad de los ingredientes, pero como están cocinados, aún así recomiendan que se les añada carne cruda y fresca, ya que esto es de vital importancia para su salud. Este tipo de productos parece no haber llegado todavía a nuestro mercado y además, si los mismos fabricantes reconocen la deficiencia que tienen, queda bastante claro que lo mejor y más sano para alimentar a nuestros carnívoros domésticos es elaborar una dieta casera con alimentos aptos para consumo humano que emule lo que comerían en estado salvaje. Es cierto que esto lleva algo más de tiempo y dedicación, pero la salud que les proporciona francamente lo merece.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.