Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Artículos

REIKI Y LOS ANIMALES

Publicado en Mi Comarca nº 64, Febrero 2004, p. 20.

Seguramente más de uno ha oído hablar de Reiki, pero no se ha planteado que no se pueda utilizar en otros seres vivos más que en los humanos. Reiki se puede utilizar sobre todo ser vivo: animales y plantas. Para el que nunca haya oído hablar de ello, veamos primero qué es y luego cómo se puede aplicar a los animales.

¿Qué es Reiki?

"Reiki" en japonés significa "Energía Vital Universal". Es básicamente la energía que nos mantiene vivos, con la que funcionan todos los organismos vivos.

A lo largo de la vida, determinadas circunstancias como el estrés, accidentes, traumatismos o cualquier circunstancia que nos afecte física o emocionalmente van haciendo que esta energía disminuya o que el flujo de la energía se bloquee en determinados sitios del organismo. La consecuencia física de dichos bloqueos es lo que conocemos como enfermedades.

El practicante de Reiki lo que hace mediante esta técnica japonesa de curación es canalizar esa energía para ir eliminando dichos bloqueos, ayudando de este modo al organismo a recobrar su salud. Reiki es una técnica complementaria a cualquier sistema médico. No debe nunca sustituir al tratamiento médico o veterinario.

Cualquier persona (sin ningún prerrequisito de formación ni distinción de creencias) puede formarse en Reiki y sólo con el primer nivel comenzar a aplicar esta técnica, incluso sobre uno mismo. El único requisito es que la formación debe recibirse directamente de un maestro de Reiki, no se puede aprender sólo con unos libros.

¿Reiki para Animales?

Como he mencionado anteriormente, y al tratarse de la energía vital universal, Reiki puede aplicarse y beneficiar a cualquier individuo que tenga vida.

A los animales les encanta Reiki. Parece que intuitivamente entienden su poder de curación: lo piden cuando lo necesitan y sólo lo reciben durante el tiempo que ellos necesitan. Por lo que típicamente una sesión en un animal es mucho más corta que en humanos. Reiki es ideal para el tratamiento de animales ya que se trata de una técnica suave y no invasiva. No causa estrés, dolor ni malestar y, sin embargo, proporciona grandes resultados.

En animales enfermos, Reiki puede curar traumatismos, enfermedades físicas, trastornos emocionales y problemas de comportamiento en los animales enfermos, ya que las sesiones regulares de Reiki ayudan a promover y mantener su salud y bienestar global. Pero, como he mencionado, es un complemento sin riesgos al tratamiento médico, sea este convencional o no (homeopatía, medicina tradicional china, etc.).

En animales moribundos, Reiki es un modo suave y poderoso de proporcionar confort, alivio del dolor, del miedo y de la ansiedad y de facilitar la transición a la muerte.

En animales sanos, Reiki ayuda a mantener su salud, relaja y provee una sensación emocional de paz y satisfacción.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.