Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Album de Fotos
Galería de Fotos de Pacientes

stas preciosidades son la razón por la que comencé mi camino cómo veterinario. También son el motivo por el cual me mantengo abierta de mente con respecto a la medicina veterinaria.

Ahora, de algunos de estos pacientes en que he obtenido el permiso de sus humanos, puede leer su caso haciendo click en la foto por si le resulta de utilidad a modo ilustrativo de por qué he elegido dedicar mi práctica clínica a este tipo de terapia sobre la convencional.

Nota: todos los animales y casos aquí expuestos son reales como la vida misma. La identidad de sus cuidadores se omite por motivos de privacidad, a la cual entiendo que tienen derecho. Comprendo que haya gente a la que le pueda parecer fantástico o irreal, lo más que puedo decir es que sus mentes están bloqueadas por ignorar la capacidad curativa de la homeopatía bien empleada... el que la ha visto funcionar, no puede negar lo evidente.

Un Mensaje de Max, el Rottweiler

Me llamo Max y tengo algo que me gustaría susurrarte al oído.

Sé que vosotros los humanos lleváis vidas ocupadas. Algunos tenéis que trabajar, algunos teneis niños que criar. Siempre parece que estáis corriendo de un lado a otro, a menudo demasiado rápido, a menudo sin notar las cosas verdaderamente grandes en la vida.

Mírame a mi ahora, mientras estás sentado ahí delante de tu ordenador. ¿Ves cómo mis ojos marrones oscuros miran a los tuyos? Están ligeramente nublados ahora; eso aparece con la edad. Los pelos grises comienzan a rodear mi suave morro. Me sonríes; veo amor en tus ojos. ¿Qué ves tú en los míos?

¿Ves un espíritu, un alma en el interior que te quiere como nadie más podría hacerlo en el mundo? ¿Un espíritu que perdonaría todas las ofensas de actos incorrectos anteriores tan sólo por un simple momento de tu tiempo? Eso es todo lo que pido. Que enlentezcas tu ritmo siquiera unos pocos minutos para estar conmigo.

Tantas veces te has entristecido por las palabras que lees en esa pantalla, sobre otros de mi clase yéndose. A veces morimos jóvenes y tan deprisa, a veces tan súbitamente que te arranca el corazón. A veces nos vamos tan lentamente delante de tus ojos que ni siquiera pareces saberlo, hasta el final, cuando te miramos con hocicos canosos y ojos nublados por cataratas. Aún así el amor está siempre ahí, incluso cuando tomamos ese sueño largo, para correr libres en tierras lejanas.

Puede que ya no esté aquí mañana; puede que ya no esté aquí la semana que viene. Algún día derramarás las aguas de tus ojos, que los humanos tienen cuando una aflicción profunda invade sus almas, y estarás enojado contigo mismo por no haber tenido tan sólo "Un día más" conmigo.

Porque te amo tanto, tu pesar toca mi espíritu y me aflige. Tenemos el Ahora, juntos. Así pues ven, siéntate aquí a mi lado en el suelo. Y mira profundamente en mis ojos. ¿Qué ves? Si miras con esfuerzo y lo suficientemente profundo hablaremos, tú y yo, de corazón a corazón. Ven a mí no como un "alfa" o un "adiestrador" o siquiera como "Mamá o Papá", ven a mí como un alma viviente y acaricia mi pelo y mirémonos profundamente a los ojos, y hablemos. Puede que te cuente algo sobre la diversión de perseguir una pelota de tenis, o puede que te cuente algo más profundo sobre mi mismo, o incluso de la vida en general. Tú decidiste tenerme en tu vida (espero) porque querías un alma con quien compartir esas cosas. Alguien muy distinto a tí, y aquí estoy.

Soy un perro, pero estoy vivo.

Siento emociones, siento físicamente, y puedo deleitarme en las diferencias de nuestros espíritus y almas. Yo no pienso en ti como un "Perro de dos patas". Sé lo que eres. Eres un Humano, con todas tus peculiaridades, y aún así te amo. Ahora, ven a sentarte conmigo, en el suelo. Entra en mi mundo, y deja que el tiempo se enlentezca aunque sólo sea durante 15 minutos. Mírame profundamente a los ojos, y susúrrame al oído. Habla con tu corazón, con tu regocijo, y conoceré tu yo verdadero. Puede que no tengamos mañana, y la vida es tan corta.

Amor, Max
(en nombre de todos los caninos en todas partes)

Traducido de "A Message from Max" de J.D.Ellis 2001, rottweilerdriver@aol.com
Puedes conocer a Max von Sydow CGC en http://hometown.aol.com/shadowsara/index.html


Ver caso de Yvonne





Ver caso de Vickie
Ver caso de Cleo





Y por supuesto, mis propios perros, compañeros del alma y grandes maestros...
visite su web: Kai's Homepage

Somos sus guardianes y sin nosotros ellos no tienen voz.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2004, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.