Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.


Entrenamiento

Problemas de Comportamiento en Gatos

a mayoría de los gatos, al igual que los perros y los humanos, disfrutan de la atención y el afecto, pero el principal objetivo en la vida de los gatos realmente está centrado alrededor de tener un ambiente confortable y seguro con comida - al ser usted la fuente de comida, esto significa asegurarse de usted dentro de este ambiente.


En la naturaleza la mayoría de los felinos son solitarios y deben mirar por si mismos en su vida adulta, lo que significa mantener a otros felinos competentes fuera de sus límites de caza. Se pasan la mayor parte de sus vidas observando, esperando y manteniento el ojo sobre las posibles presas y otros depredadores que pasen: Les gusta conocer y saber lo que pasa en su territorio. Y les gusta la limpieza ya que los olores y lo muerto espanta a las presas.

Muchos de los problemas de comportamiento de los gatos se resuelven tomando nosotros una actitud felina y entendiendo porqué actúan de ese modo. Así por ejemplo, cuando un gato orina o defeca fuera de la bandeja de arena, está expresando agitación y descontento con algo en su ambiente: puede que no le guste la bandeja, dónde está esta colocada, la arena o simplemente que no la encuentre suficientemente limpia. De igual modo, un gato que marca (modo natural de marcar su territorio) puede significar que está alterado por algún cambio reciente en su vida y ambiente: un nuevo individuo (humano o felino) en la casa, una actitud en usted más agitada por estrés...

Los principales problemas de comportamiento felino con los que nos encontramos los veterinarios en la práctica clínica suelen caer en esta categoría de problemas de eliminación y también en otras como agresividad (hacia otros felinos, humanos o los propios cuidadores) o ansiedad por separación. Como he mencionado, muchos son debidos a simple comportamiento felino y entenderlo es lo que nos ayuda a resolverlo.

Otras veces, puede ser un problema patológico que los causa. Así por ejemplo, el problema de eliminación inadecuada puede estar causado por una alergia o por un FLUTD y un problema de agresividad puede estar causado también por problemas inmunomediados, uso excesivo de drogas, etc. En estos casos, será imperativo instaurar un tratamiento médico y eliminar la causa. A este nivel, la homeopatía es a mi entender de elección ya que trata al individuo como un todo equilibrando síntomas mentales y emocionales a la vez que síntomas físicos (y sobre todo si hay que eliminar drogas por ser la causa), pero también se puede ayudar con una dieta natural adecuada como soporte, incluso terapia floral de Bach y/o reiki.

Pero otros muchas problemas son cuestión de entrenamiento. En este sentido, se pueden aplicar los mismos principios que aquellos comentados para perros. Si no quiere que su gato salte encima de la encimera o de la mesa, arañe su sofá, le de el tostón cuando quiere comer y/o le despierte por la noche, en general se pueden resolver moldeando el comportamiento.

Al igual que para los perros, pero en el caso de los gatos con mayor importancia, lo ideal es comenzar el entrenamiento cuando son gatitos de meses de edad, ya que los felinos son animales de costumbres aprendidas en la infancia y luego de adultos son mucho más dificiles de modificar. Así pues, es mejor decidir los límites desde el principio y trabajar con constancia en el adiestramiento. Nunca grite, regañe o pegue al gato, esto le asustará y hará que rehuya el contacto con usted. Actúe moldeando con refuerzo positivo desde el principio para eliminar los comportamientos indeseados y estos no crecerán: el adiestramiento con clicker funciona muy bien en gatos también (vea un gato entrenado en agility con clicker aquí, otras dos películas de un gato entrenado con clicker a saltar un aro aquí y unas recomendaciones básicas en inglés sobre el adiestramiento con clicker ilustradas con fotos de otros gatos algo más grandes adiestrados con clicker aquí) La ventaja que presentan los gatos sobre los perros en el aprendizaje es que son muy buenos imitadores y por tanto aprenden mucho también del comportamiento observado en otros individuos. Así pues si tiene perro y gato en casa, aproveche esta ventaja dejándo que su gato observe mientras adiestra a su perro también.

En la Tienda encontrará diversos libros sobre comportamiento felino para más información y accesorios varos que pueden serle útiles.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.