Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.


Entrenamiento

Adiestramiento con Clicker

 

El clicker n la última decada o así, este novedoso método de adiestramiento se ha extendido de tal modo, que los adiestradores tradicionales son vistos como "brutos neandertales" por muchos adiestradores que lo utilizan. Veamos de qué se trata.


El clicker no es más que una cajita con una lámina metálica interior que al apretarla hace un doble clic, similar a las ranitas con las que jugábamos de pequeños. Si no se quiere, no es necesario usarlo para entrenar mediante refuerzo positivo, se puede sustituir por un silbato (como utilizan los adiestradores marinos) o una palabra corta que marque el comportamiento deseado, pero el clicker simplemente ha resultado ser más práctico.

El método está basado en el que utilizan los adiestradores marinos para enseñar trucos a delfines, orcas y otros mamíferos marinos. Si pensamos en los métodos tradicionales de adiestramiento canino, vemos que a estos otros mamíferos no se les puede adiestrar poniéndoles un collar de castigo ni a base de tirones de correa ni forzándolos a hacer algo... tendríamos todas las de perder intentando hacer eso, ¡probablemente a una ballena asesina le serviríamos de almuerzo! Sin embargo, cualquiera que hayamos visto un espectáculo de estos, vemos la precisión con que obedecen las órdenes estos animales adiestrados. Parece mentira que un utensilio tan chico como un silbato o un clicker pueda tener tanto poder para enseñar nuevos comportamientos a diferentes especies animales.

En esencia, el clicker es como una abreviatura del "muy bien" o "buen chico". Le identifica al animal qué comportamiento causa refuerzo. Realmente se trata de un "reforzador secundario" ya que en sí el sonido no tendría significado alguno si no se asocia a otro reforzador que el animal instintivamente reconozca como bueno: comida, caricias o su juego favorito - estos constituyen el "reforzador primario". Así pues, el clicker se convierte en arma poderosa cuando se ha asociado con este otro tipo de refuerzo primero... una vez ya está asociado, se puede utilizar de muchísimas maneras para enseñar diversos comportamientos, moldear comportamientos que nos agraden, etc.

Las ventajas del clicker se resumen del siguiente modo:

  • Identifica con precisión el comportamiento correcto. El clicker marca el instante y la finalización del comportamiento deseado, a diferencia de las palabras que son un sonido más largo. Al marcar la finalización del comportamiento también, el clic indica el tiempo del comportamiento antes de que el refuerzo sea posible.
  • Puede funcionar bien a distancia. Es poco práctico intentar tirar un premio si el animal está alejado de nosotros en el instante preciso que realiza el comportamiento que deseamos.
  • El clicker eventualmente sustituye los premios motivando al animal igualmente. Esto presenta la ventaja añadida de que desvía la mente del del animal del refuerzo primario al trabajo en sí - el animal que está demasiado motivado por el premio se concentra peor en el comportamiento que debe ejecutar.

Para más información sobre este método, se recomiendan las siguientes lecturas: "¡No lo mates... enséñale!" de Karen Pryor, "El Choque de Culturas" de Jean Donaldson e "Introducción al adiestramiento con el clicker" de Karen Pryor - ver la Tienda

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.