Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.


Entrenamiento
Los juguetes son fundamentales como objetos masticables en la vida del perro

¿Por Dónde Empezar?

ser posible, ¡se debe empezar por el cachorro! Cuando decidimos tener un perro, automáticamente nos hacemos responsables de sus actos y su comportamiento depende enteramente de nosotros. Por eso, es importante dedicarle tiempo a su enseñanza, aunque el perro no vaya a ser más que nuestro compañero, no es algo exclusivo de perros que se vayan a presentar a concursos de obediencia o destinar a trabajos específicos como perros guía, de búsqueda y rescate, etc.


La importancia de educar bien al perro reside en que un perro que muestra un problema de comportamiento realmente no tiene un problema en sí, él se comporta como cualquier animal de su especie. El problema surge de su convivencia con nosotros los humanos: si nosotros no le indicamos las pautas de comportamiento aceptables en nuestra sociedad, él no tiene culpa ninguna de comportarse como lo que es, un perro. Es muy triste que por nuestra propia negligencia se tengan que poner vidas humanas en peligro y sacrificar vidas caninas.

Todos los animales tienen, para su supervivencia, una etapa de aprendizaje durante su crecimiento. Conocer lo que pueden aprender en cada momento de su infancia y aprovecharlo es vital para una buena educación. Una vez esta etapa ha pasado, es una tarea mucho más ardua y dificultosa intentar corregir comportamientos derivados de malas experiencias, una socialización pobre, etc. El tener una parcela o un jardín no es la solución para tener un perro, relegándole ahí. Sin la correcta educación, el perro desarrollará severos problemas de socialización y aprenderá a escaparse, ladrar y demás comportamientos que se hacen dificultosos para su vida en la sociedad. Si no hay parcela o jardín dónde relegarlos o cuando ya se ha convertido en problemático, la solución común es abandonarlos y un comportamiento así dificulta más aún su posible futura adopción.

Si ya no puede comenzar por el cachorro bien porque su perro es ya adulto y no comenzó en su día o bien porque su perro es adoptado de algún albergue o perrera, no siga retrasándolo. Aunque resulta más dificil, sobre todo si hay problemas de comportamiento derivados de la negligencia anterior en el tema o incluso del posible maltrato recibido, nunca es tarde para intentar moldear su comportamiento y así prevenir futuros problemas y/o solucionar algunos ya existentes.

Si bien en mi práctica clínica diaria veo muchos problemas de comportamiento asociados a la enfermedad física de los pacientes - ¿quién no al fín y al cabo se vuelve arisco o sufre un cambio de carácter cuando se encuentra mal? - que se resuelven favorablemente con el tratamiento homeopático adecuado al inducirse la curación (recuerde que en homeopatía tratamos al individuo como un todo, síntomas mentales, emocionales y físicos), muchos problemas de comportamiento no son más que derivados de una falta de socialización o falta de la dedicación que lleva integrar al animal en la sociedad humana y/o traumas por sistemas que abusan del castigo positivo. En estos casos, es fundamental asociar a cualquier tratamiento homeopático y/o floral de Bach, un programa de acondicionamiento, el cual la mayoría de las veces incluye cambiar nuestra propia actitud y comportamiento hacia nuestros compañeros animales.

Es por esto que he incorporado esta nueva sección en mi web con lecturas recomendadas, para que cualquiera pueda aprender cómo educar a su compañero de un modo satisfactorio. Si no lo ha hecho todavía, sugiero que comience leyendo los libros que aparecen en la Tienda al respecto y dedicándole el tiempo que haga falta a su perro, incorporando los métodos sugeridos. Si aún así tiene dudas o dificultades en algún comportamiento, entonces consulte con un profesional cualificado.

Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
© 2000-2003, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.