Homeovet

Robledo de Chavela (Madrid), España.

Varios
Temas varios sobre perros y gatos

- Pérdida de un compañero animal querido -

Ayudar a los niños a aceptar la muerte de su amigo animal

Mientras hablemos de esa persona, riamos o incluso lloremos por esa persona, esa persona vive en nosotros. En vez de simplemente decirle esto a los niños, debemos enseñárselo con el ejemplo -- Nan Jobson

ara muchos niños la muerte de un animal doméstico suele ser la primera experiencia que tienen con la muerte. Ante la muerte de un animal querido, los niños necesitan consuelo, cariño y respaldo y que se les brinde afecto en lugar de darles explicaciones complicadas. Por supuesto, la reacción de cada niño dependerá de su edad y si son muy pequeños hará falta repetirles varias veces la misma explicación. Es importante hacer que sea una lección positiva y valiosa, ya que la muerte es un proceso natural de la vida. Esto lo podemos conseguir siguiendo los siguientes pasos:

  • Sea sincero - Es importante ser sincero en las respuestas que se le den a sus preguntas y no inventar cuentos. Tratar de protejerles con explicaciones vagas o inexactas puede crearles ansiedad, confusión y desconfianza. Algunas preguntas frecuentes son: ¿Por qué se ha muerto? ¿Ha sido culpa mía? ¿A dónde va su cuerpo? ¿Volveré a verle? Si lo deseo mucho y me porto muy bien, ¿puedo hacer que vuelva? ¿La muerte dura para siempre? Es muy importante contestar las preguntas de manera sencilla y sincera.
  • Inclúyale en el proceso - Cuando el animal se enferma o se está muriendo, saque el tiempo para hablar con ellos acerca de sus sentimientos. Es de gran ayuda que el niño le diga adiós al animal antes de que éste muera, así pues, despídase con él del animal si es posible. Pase con sus hijos por los rituales propios de la muerte sirviéndole de modelo al compartir sus sentimientos de duelo con ellos, permitiéndoles que se den cuenta de que es normal extrañar a su animal después de que muere.
  • Sea espiritual - Aunque no sea religioso, puede enseñarle a sus hijos que la vida tiene un significado superior. Puede dedicar alguna obra de caridad propia en su memoria. Si es apropiado para su familia, rece por el animal. Hable con los niños sobre la muerte y sus creencias particulares acerca de ella. Los padres pueden enseñar a sus hijos que existe una razón para todo, incluso la muerte. La espiritualidad ayuda a comprender que así son las cosas y nos da la esperanza de que existe la continuidad.
  • Mantenga vivo el recuerdo - En lugar de prohibir hablar sobre el ser querido que ha muerto o evitar mencionar los buenos ratos juntos, mantenenga vivo su recuerdo. Hable a menudo y con cariño con los niños del amigo animal perdido. Los niños necesitan que se les dé tiempo para recordar a su animal y hablar acerca de él con amigos y familiares les ayuda. Otras actividades que ayudan en este aspecto son hacer con ellos un álbum de fotos especial con sus fotos favoritas y estimularles para que hagan dibujos o incluso si tienen edad suficiente que escriban poemas e historias de su animal.

    Estos pasos proporcionarán a sus hijos una base sólida que les será de gran ayuda cuando se enfrente con la pérdida de un ser querido y superar cualquier sentimiento de tristeza, ira, temor, negación y culpabilidad que tan normal es experimentar cuando se muere su animal.

    Volver al menú de Varios

  • Página diseñada y mantenida por Servicios Web Gray Ghost
    © 2000-2002, Dolores Sánchez-Peñalver. Todos los derechos reservados.